Luego del partido en el Estadio Nacional de Lima en donde Barcelona cayó derrotado ante Sporting Cristal, pero consiguió la clasificación a la siguiente fase, Jonathan Álvez tuvo uno de los mejores gestos.

Un pequeño hincha que había viajado desde Guayaquil a alentar al equipo, le pidió la camiseta al goleador, y él, una vez finalizado el encuentro, se acercó y se la regaló, un gesto que sin duda alguna el pequeño no lo podrá olvidar.