Fabián Bustos, DT de Barcelona, tuvo una mezcla de sensaciones luego de la clasificación a la tercera ronda de la Copa Libertadores. Se mostró feliz por cumplir este propósito y molesto por lo mostrado por sus pupilos al final de la derrota 2-1 ante Sporting Cristal. 

El próximo rival de los canarios será Cerrro Porteño, de Paraguay, el rival más complicado para los amarillos antes de la fase de grupos… en teoría. Y así lo admitió el estratega argentino, durante la conferencia de prensa en el estadio Nacional de Lima, este jueves 13 de febrero del 2020.

«Fuimos muy superiores a nuestro rival, pero me voy  enojado por lo que pasó en el final», sostuvo. A su criterio, Barcelona debió ganar el cotejo, porque realmente Sporting Cristal fue un rival inofensivo, pero que se llevó el triunfo por errores propios defensivos.

«Ganamos la serie, generamos innumerables situaciones y me parece que el resultado, siendo más finos, era para nosotros», expresó el entrenador gaucho. «Contento por clasificar pero no me gusta perder a nada», reiteró.

Sobre su próximo rival, Bustos dijo que se enfrentarán a un «equipo que no ha cambiado muchos jugadores y no creo que haya un favoritismo para nosotros en la próxima llave».

En la tercera ronda, Barcelona empezará como local en Guayaquil y cerrará la llave en Asunción. Si los resultados le favorecen, ingresará al grupo A junto con Flamengo, de Brasil (campeón de la Copa Libertadores 2019); Independiente del Valle (campeón de la Copa Sudamericana 2020) y Junior, de Colombia.

Tomado: Bendito Fútbol