Barcelona pasó a la final del 98, triunfó por 1-0 de local, perdió por 2-1 en Asunción y la definición por penaltis fue por 4-3. Es por eso que el Cerro Porteño llega con la sangre en el ojo y se fltra que quiere tomarse la revancha.

Tres millones de dólares recibirá el ganador de la llave por los juegos del grupo A ante Flamengo de Brasil, campeón de Libertadores 2019, el ecuatoriano Independiente del Valle, campeón de la reciente Sudamericana, y Júnior de Colombia, finalista del torneo en 2018.

Barcelona comenzó la actual disputa desde la primera fase de repesca contra el Uruguayo Progreso, al que dejó en el camino con triunfos por 2-0 en Montevideo y por 3-1 en Guayaquil.

También eliminó, por la segunda fase, al Sporting Cristal, de Perú, con goleada por 4-0 en Guayaquil y derrota por 2-1 en Lima.

El equipo de Francisco «Chiqui» Arce se deshizo en la segunda fase del peruano Universitario de Deportes, tras el empate por 1-1 en Lima y la victoria por 1-0 en Asunción.

A pesar de las bajas y el buen momento del rival, Arce llegó a Ecuador con optimismo y haciendo gala de conocer al rival.

Cerro echará de menos a los centrocampistas Julio Dos Santos, por un cuadro febril y molestias digestivas, y Claudio Aquino, que salió con molestias físicas en la reciente fecha de la Liga paraguaya, además de los volantes Alan Rodríguez, Fredy Vera y el defensa Marcos Acosta, afectados por el dengue.

Por su parte, el técnico argentino Fabián «Toro» Bustos aseguró que «este será un partido mucho más difícil por el nivel del rival».

A diferencia del visitante, Barcelona dispondrá de todas sus figuras, que tuvieron descanso en la reciente fecha en Ecuador.

Fuente: Agencia EFE