Fuente: AS

No cabe duda de que el coronavirus es ya una realidad en todo el mundo. Ya son muchos los países que han acompañado a China, Italia y España cerrando fronteras e instando a la gente a que se queden en sus domicilios hasta nueva orden y con restricciones para salir de los mismos (comprar bienes de primera necesidad, o sacar a sus mascotas).

A pesar de todo esto, las dudas sobre esta pandemia siguen siendo muchas. Nadie sabe a ciencia cierta todo lo que puede conllevar el virus y si puede llegar a hacer más daño. De hecho, una de las preguntas más sonadas es si una persona afectada una vez, podría volver a estarlo pasado un tiempo.

Cuatro trabajadores sanitarios de Wuhan presentaron síntomas del virus después de haberlo sufrido una vez. Tras haber pasado la dolencia, estos casos dieron negativo en las pruebas del COVID-19, pero dos semanas más tarde, se les volvieron a hacer pruebas, dando positivo. Incluso tres de estas personas estuvieron de cuarentena junto a sus familiares, pero no se ha contagiado a ninguno de ellos.

Científicos de la Universidad de Wuhan han señalado en un estudio realizado a estos individuos que puede haberse producido un falso positivo, dado que en ocasiones el PCR falla. Esta nueva incógnita puede poner el jaque al mundo, pues los planes de contención del virus deberán ser mayores.

Margarita del Val, experta en inmunología viral del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) opina sobre el asunto, en declaraciones a El País: «De todas las explicaciones posibles, una doble infección es la menos realista”. Por otra parte, Isabel Sola, experta en coronavirus en el CNB, explicaba en el diario generalista que el virus tarda un tiempo en desaparecer, y es por eso que quizás las pruebas diesen positivo: “En muchos casos, sobre todo cuando la carga viral es baja, no se trata de virus completos con carga infectiva, sino probablemente residuos que están siendo destruidos por el sistema inmune”. Además, se ha experimentado con animales, que tras haber pasado por este virus, no se han vuelto a contagiar, por lo que esta teoría continúa siendo remota.