Unas fuertes declaraciones son las que dio el ex-jugador uruguayo, Marcelo Sosa, quien fue dirigido por el ex-entrenador de Barcelona, Leonardo Ramos.

Sosa en una entrevista con Sport 890 de Uruguay confesó: «Tuve problemas con Leo Ramos porque nos habíamos enterado que pedía plata a los jugadores para jugar. Tuve lío porque le fui a decir las cosas cómo eran, y ahí me empezó a sacar del equipo».

Así mismo, al ser consultado si había comprobado lo que decía, Marcelo confirmó: «¿Si lo comprobamos? Sí, yo y varios compañeros. En la comida de fin de año, el argentino (Leonardo) Carboni dijo ‘yo cobro US$20 mil y US$3 mil los tengo que dar para esto», dejando así muy mal parado al estratega que dirigió al ídolo en 2019.