El fin de semana las donaciones por parte de Barcelona no se detuvieron, al contrario, Xavier Salem, vicepresidente del club, donó cientos de ataúdes para ayudar a las familias que no tienen en donde poner a los fallecidos.