Carlos Tenorio inició muy joven su carrera futbolítstica siendo Liga de Quito su primer club profesional. Gran rematador de cabeza y consumado artillero, su fulminate aparición en la Serie B del 2001 y el gran año 2002 en donde marcó 16 goles en 37 partidos y en el que además fue parte del plantel mundialista de Ecuador, fueron motivo para ser transferido al Al-Nassr del fútbol árabe para la temporada 2003, en donde marcó 15 tantos en 16 partidos.

En una entrevista con Radio Huancavilca el demoledor sorprendió a todos al revelar con las ganas que se quedó con jugar en Barcelona o Emelec.

“Uno ve lo que representan BSC y Emelec en el Ecuador, siempre tuve la ilusión de llegar a jugar en estos equipos alguna vez, es como que le preguntes a un jugador del Atlético si no sueña con ir al Barça o al Madrid”