En el videochat que tuvieron las glorias de Barcelona el pasado viernes, entre varias cosas que se dijeron, Rubén Darío Insúa dejó una frase que describe a lo que era el ídolo.

Para el ‘Poeta’, campeón como jugador y como entrenador, el cuadro canario era un club europeo que tenía grandes jugadores, buenos dirigentes y que jugaba los campeonato en sudamérica.