Una de las anécdotas que más se recuerdan en Barcelona es cuando Mario Lastra fue ‘pasado de copas’ al Monumental y estuvo a punto de caer en la fose del estadio.

En una charla con Fútbol Sin Cassette, Armando Paredes contó que el día anterior habían estado varios jugadores bebiendo en la casa de Lastra, según relata, había una refrigeradora llena de cervezas, no había nada más que alcohol, eso provocó que al día siguiente a Lastra le suceda lo que le sucedió.

https://www.instagram.com/p/B_3-EVwjx7R/