La última de las llaves en este Clásico del Astillero de la Esperanza se quedó en manos de la gente del ídolo, que fue muy bien representado y goleó en el global 6-1 a Emelec.

Con este resultado, Barcelona gana el torneo organizado por Cervecería Nacional y demuestra que en cualquier cancha es más que los azules.