Para Pedro Pablo Velasco, el no ganar en Casa Blanca es un tema de casualidad, porque no les influye la parte psicológico, simplemente no han tenido la suerte, porque sí han hecho grandiosos partidos (8:27).