Omar Ponce,ex árbtiro ecuatoriano, recordó el agónico 2 a 2 con el que Erick Castillo dejó en silencio a la hinchada azul y listos con los fuegos artificiales en el Capwell, en el 2018.

“Lo que pasó, eso está para una película de las que vemos ahora, para serie de televisión. Tuvo un final para cerrarlo así. Cuando Emelec mete el gol (el 2×1 de Brayan Angulo al 90’+3), estábamos por los 46’ o 47’ de los 3’ o 4’ que había dado (de adicionales en el segundo tiempo)”, inició Omar Ponce en entrevista con Joaquín Saavedra para ‘Ecuador TV’.

“Lo normal es que uno pueda reanudar el juego y terminarlo, porque eso conllevaba a la celebración del equipo y todo. Normal. Por la cabeza nunca se me pasó que esa acción (previa al 2×2 de Erick Castillo, al 90’+5) termine como terminó. Si lo tenía que terminar en un avance era imposible, no podía terminar el partido de esa manera”, agregó.

“Pero imaginarme que iba a terminar en gol, es muy difícil. Yo he analizado esa jugada varias veces, sale un centro, llega la chilena de Víctor Ayala, pega en el palo, se le pasa por los brazos a Esteban Dreer y al final la tocó un jugador de BSC. Es un guión para película, con tantas cosas que llegaron para que termine en gol, yo no creo que se vuelva a repetir eso”, complementó.

“Después escuchaba a nuestros comentaristas arbitrales que decían que debía haberlo terminado y esto… Bueno, gracias a Dios que no están en el arbitraje porque o si no, imagínense”.