Carlos Gruezo compartió importantes detalles sobre los protocolos de sanidad para evitar la propagación del COVID-19 y confesó que es hincha de uno de los cuatro grandes del Ecuador y no de Barcelona como se pensaba.

“Gracias a Dios, mi familia y yo estamos bien, para mí fue casi normal porque seguíamos entrenando, sólo paramos 4 días. Un día antes de los partidos nos hacen pruebas de COVID-19. No podemos ir a comprar, no podemos recibir visitas, prácticamente del entrenamiento a la casa”, inició el volante guayaquileño de 25 años en diálogo con radio Área Deportiva (99.3 FM).

“Estamos a 7 puntos para pelear Europa League y a 8 puntos para el descenso, está muy peleado. Es un privilegio estar en la Bundesliga, una de las mejores ligas del mundo, quiero hacer una carrera acá. Los entrenamientos son muy intensos aquí en Alemania, están un paso más adelante que los sudamericanos”, agregó el ex BSC, con relación a lo que vive en la Bundesliga.

“Para que un equipo alemán pueda contratar a un jugador sudamericano, hacen un seguimiento para ver si se puede adaptar al juego, idioma y cultura. Tengo 4 años más de contrato aquí en Alemania”, complementó Carlitos, lamentando que muchas veces valoran más a los jugadores ecuatorianos fuera del país que en la Mitad del Mundo.

“El jugador ecuatoriano es más valorado afuera que en su propio país, nos ven con otros ojos. En Ecuador esperan la mínima cosa para criticar al jugador”, aseveró, antes de compartir una sorpresiva revelación. «Soy hincha de El Nacional, cuando vuelva a Ecuador espero poder jugar ahí», culminó Gruezo, campeón con el ídolo en el año 2012.