En una entrevista con Play FM, Juan Alfredo Cuentas confirmó que durante la administración en la que él formó parte, la deuda de Barcelona fue incrementando.

La deuda con la agarraron el equipo fue de 12 millones y esto aumentó a 36 millones debido a que los acreedores, según él, se dieron cuenta de que el club estaba pagando deudas y empezaron a llegar más demandas.