En un principio se había dejado claro que la auditoría de PFK iba a ser entregada únicamente a los socios del club, sin embargo el pasado viernes se hizo pública, algo que sorprendió a muchos.

Ante esto, Xavier Salem le explicó a Carlos Vera que se decidió dar prioridad a los socios que estaban al día, pero que al ser Barcelona una institución tan popular, quisieron transparentar todo y que sea de dominio público todos los malos manejos que se han venido dando en los últimos años.