Algo muy raro se encontró en la auditoría realizada por PKF con respecto al tema de Michael Arroyo.

Lo que llama la atención, es que el contrato firmado entre Barcelona y Michael Arroyo en enero de 2018 por $2’868.000, se hizo un la empresa MickyJr Publicidad SA, que maneja los derechos de imagen del jugador y el club solo canceló $588.951.

Lo más extraño de todo esto, es que según la auditoría, el saldo que se debería de pagar es de $2’279.049, sin embargo, en la contabilidad del club consta un saldo pendiente de $367.049 dejando una diferencia importante de $1’912.00 que hay que comprobarlos.