Empezó con la camiseta del ídolo muy joven y se convirtió en uno de los mejores arqueros que han portado la casaca amarilla.