Jugar en Barcelona, sobretodo para un jugador que llega a Ecuador, sabe que es un sueño por todo lo que representa vestir la camiseta amarilla.

En una entrevista con Radio Play FM, el actual portero del ídolo – Javier Burrai – confesó que él firmó un contrato por cuatro años con el club porque su deseo es quedarse en el equipo y por el momento no regresar al fútbol argentino.