El domingo ganó Barcelona a Universidad Católica en el Estadio Monumental, pero más allá del resultado, Darío Aimar dejó una imagen algo polémica.

Y es que el defensor ecuatoriano tras una acción dentro del área cabeceó como Zinedine Zidane a Juan Manuel Teévez dentro del área, arriesgándose a ser expulsado y que le cobren penal.