La cancha de Boca ya se está está vistiendo de celeste y blanco para el partido de este jueves ante Ecuador: habrá banderas y sistema de sonido. Mirá cómo le fue a la Selección jugando en el Templo xeneize…

«Fue una experiencia hermosa». La frase de Leo Messi todavía se escucha en las entrañas de la Bombonera. Esa declaración después del 0 a 0 con Perú en la clasificación para el Mundial de Rusia aún se repite, aún está presente, porque quedó marcada a fuego y fue, sin dudas, un empujón para que el Templo xeneize pase a ser la nueva casa de la Selección durante estas Eliminatorias. Por eso, ya se prepara para recibirlo otra vez. De a poquito empieza a vestirse de celeste y blanco para el partido de este jueves, en el horario (modificado) de las 21.30, ante Ecuador.

¿Con qué sorprenderá la Bombonera esta vez al 10 argentino? Por empezar, le faltará su magia principal: el aliento del público en modo real, esa presión que ejerce la acústica del Templo sobre sus rivales y el movimiento de las tribunas que la convirtió en una leyenda mundial. Pero sí se escucharán el repertorio habitual de canciones para la Selección mediante un sistema de sonidos que aportará la empresa Atmósfera, que tiene grabados los hit de la hinchada, que serán difundidas por casi 30 parlantes.

Pero más allá de eso, ya empezaron los preparativos para tunearla de celeste y blanco. Por empezar, habrá banderas argentinas detrás de los dos arcos. Algo que en el partido que disputó Boca por Copa Libertadores ante Libertad ocurrió, aunque con varios de los trapos habituales con sus respectivas leyendas que cuelgan los hinchas en un encuentro con público (fue a partir de una movida del club con sus socios). Esta vez, la idea es similar aunque sin esas identificaciones y, acaso, con una bandera más grande y uniforme.

También habrá celeste y blanco en la platea preferencial, donde no se descarta que se pongan las cintas verticales que se utilizaron también en el choque con Libertad y que le dieron a la Bombonera una imagen bien pintoresca. Y la idea es que no falte la tradicional bandera que acompañó en las últimas visitas de la Selección: «El Templo del fútbol mundial te alienta».