El arquero que más veces amargó a los cobradores de tiro penal en el campeonato nacional es Jacinto Espinoza. El exportero de Liga de Quito, Emelec y la Tri detuvo 23 penaltis a lo largo de sus 22 años de carrera en el torneo ecuatoriano. Máximo Banguera, quIen también se ha convertido en un especialista para detener sentencias desde el manchón 

leer más..